Mujer, realidad y género negro en LPA Confidencial

La cuarta sesión de LPA Confidencial transcurrió entre la realidad y la ficción, en una jornada en la que se abordó la trata y explotación sexual de mujeres, la relación de Agatha Christie con Canarias y el ascenso de la presencia femenina en los festivales de género noir.

LPA Confidencial, el primer encuentro de género negro y policiaco emitido on line desde Las Palmas de Gran Canaria (Islas Canarias), reunió en su cuarta sesión a una experta, Beatriz Morales, en la obra y relación que mantuvo con las Islas Canarias la inigualable Agatha Cristhie; a la periodista, escritora y editora Marta Robles con el popular comunicador de la radio autonómica Kiko Barroso; y, en el debate, a las directoras de eventos negros Iris García Cuevas (Acapulco Noir, México), Susana Rodríguez Lezaun (Pamplona Negra), Mayte Martín (LPA Confidencial), acompañadas de Alejandro Martín Perera (Director y Productor del Festival Atlántico del Género Negro Tenerife Noir) y Alejandro Moreno (escritor y bloguero), quien moderó el coloquio.

Momento de la intervención de Beatriz Morales

En su didáctica charla, Morales —escritora, doctoranda e investigadora del paso de Agatha Christie por Canarias y del papel de la mujer en la literatura— aseguró que “en un evento cultural donde se está evidenciando la relevancia de la novela negra en el contexto insular, resulta necesario recapitular sobre las personalidades literarias de este género, como la de la escritora británica que sirven de inspiración para la producción literaria actual”. Tras un repaso por los aspectos personales de la vida de la autora que explican su sorprendente recalada en Canarias, Morales concluyó que, además de los valores conocidos, “la literatura también puede servirnos para hacer una actividad turística-cultural, como en el caso de Christie, que nos permite conocer con otros ojos la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria o el municipio de Agaete, en el norte de la isla, por medio de los relatos y fragmentos biográficos de la autora”. Asimismo, recordó la relevancia internacional de Agatha Christie, todavía en el Libro de los Récord Guinnes como la novelista que más obras ha vendido de todos los tiempos: dos mil millones de copias se han publicado de sus obras, posicionándose en el tercer lugar de los más vendidos en el mundo, solo por detrás de las obras de William Shakespeare y de la Biblia.

Prostitución y trata de blancas

La entrevista de esta cuarta jornada corrió a cargo de Kiko Barroso, periodista radiofónico de la emisora pública autonómica quien, durante veinte minutos, tuvo la oportunidad de desentrañar la última novela de la también periodista y escritora Marta Robles, autora de La chica a la que no supiste amar.

Momento de la intervención de Marta Robles con Kiko Barroso

Tras los éxitos cosechados con A menos de cinco centímetros y La mala suerte, la autora presentó esta nueva entrega “que es más una saga que una trilogía, porque en realidad son independientes y se pueden leer por separado”, donde recoge la crudeza de la esclavitud sufrida por mujeres víctimas de trata de blanca. Y a la que la autora se refirió no solo por el tema de la prostitución, sino por reflejar “la soledad a la que se enfrentan estas mujeres y, en este caso concreto, cuando no sólo se enfrenta a una enfermedad como es un cáncer de mama, ya de por sí dramático, sino porque ya no sirve para seguir trabajando”.

Robles resaltó que las nigerianas, mujeres prostituidas por las que se interesó para documentar su activismo abolicionista, “son lo último en el escalafón de la cadena de prostitución y trata de blancas”, sacando a debate el tema de la abolición de la prostitución en boca de su protagonista masculino, el detective Tony Roures. La conversación entre los dos periodistas giró en torno al contenido de su obra sobre la esclavitud sufrida por infinidad de mujeres, en su mayoría inmigrantes ilegales, atrapadas en las redes mafiosas de trata que operan en nuestro país. Kiko Barroso, además, supo extraer algunos detalles personales de la periodista y escritora, como lo que sufrió para escribir la novela y sobre todo en la fase de documentación: “Se me removió todo por dentro”, confesó.

Las dificultades en la organización de festivales noir

Por otro lado, la mesa de debate agrupó este jueves a las directoras Susana Rodríguez Lezaun de Pamplona Negra, Iris García Cuevas de Acapulco Noir (México), Mayte Martín de LPAC y a Alejandro Martín Perera director del festival Atlántico Tenerife Noir, moderados por el escritor Alejandro Moreno que desde Alemania estructuró el debate en tres partes: el crecimiento de los festivales de género negro, la importancia y dificultades a las que se enfrentan desde la organización y el surgir de mujeres como directoras.

Momento del debate "La importancia, dificultades y crecimiento de los festivales de género negro. El surgir de las directoras"

Iris García y Mayte Martín coincidieron en que el género negro es una gran manera de acercar a la gente a la literatura y de abarcar a distintos públicos.

Alejandro Martín elogió el nacimiento de LPA Confidencial porque “enriquece el panorama” y es una “prueba de que vamos por buen camino”. Añadió que a pesar de que en el caso español hay un crecimiento orgánico y apoyo institucional para que las mujeres vayan ejerciendo la dirección en iniciativas como festivales de este tipo, “ellas publican menos libros a pesar de ser las que más leen”.

Rodríguez Lezaun, por su parte, cuestionó los prejuicios que siguen existiendo en torno a las mujeres, a las que se les considera que no son capaces de escribir novela negra, y reconoció que aunque como directora no ha tenido dificultades, como autora “la puerta pesa más”. “Hay muchas compañeras que ni siquiera han podido abrir la puerta editorial teniendo grandes obras”, lamentó.

¡Compártelo!